28 ene. 2011

El curioso caso de Benjamin Button

Uno puede enfadarse muchisimo por como pasaron las cosas, puedes insultar y hasta maldecir pero cuando el final te llega, tienes que dejarte ir.

No hay comentarios: