8 de mar. de 2009

El hombre bicentenario

Es cruel que tu puedas llorar y yo no tenga lágrimas, hay mucho dolor que me es imposible expresar.