7 dic. 2008

Una mente brillante

Lo que distingue lo real de lo irreal está en el corazón.

No hay comentarios: